domingo, 23 de noviembre de 2008

Spring kind of wonderful

Cada vez queda menos días de clase. Estoy a kilómetros de la costa, y a meses, quizás, de las vacaciones de verano, pero ya puedo oler el mar. Me recuesto en la terraza bajo el sol, cierro los ojos y comienzo a recordar... No hay nada más lindo que todos esos recuerdos, sonidos, aromas, que trae el verano. El típico pajaro que cantaba en el camping de mis veraneos anuales, el aroma a eucaliptus, a mar, a aire puro, que solo respiramos en verano. Camianr por la playa por la noche, escuchando el mar, y hablando sobre películas de terror, repitiendo con los ojos cerrados: Candyman, Candyman, Candyman...pero él no aparece, porque es verano, y hasta Candyman y todos los fantasmas deben estar de veraneo.

Recuerdo
cuando por la noche decidimos caminar "un ratito" por VG con mis hermanas y terminar en el muelle observando como pescan los hombres. Con mi sobrinito caminando por la arena a la tarde. Hasta cuando estaba viendo El mercader de venecia en el micro, todo todo todo. Porque en verano todo para mi es diezmil veces mas lindo. Porque nos sentimos mas lindos, porque nos peleamos menos, porque nos reencontramos, porque nos sentimos más libres. El verano nos sienta bien. La foto es de un veraneo en Aguas Verdes-

No hay comentarios: